Si tu sueño siempre ha sido aprender cómo nadar como una sirena o convertirte en una, a continuación te explicaremos unos sencillos pasos para conseguir ser toda una sirena profesional.

Existen diferentes formas de nadar como una sirena, así que empezaremos explicando los pasos más fáciles para asegurarte que estás preparada para pasar al siguiente nivel.

Ten en cuenta que lo más importante es sentirte cómoda en el agua, debes disfrutar y controlar completamente tu cuerpo en el medio acuático.

 

Las Sirenas

Estos maravillosos seres mitológicos siempre han causado furor entre los humanos. Poder nadar con esa facilidad en el agua y tener una preciosa cola de sirena es el sueño de muchas niñas (¡y mayores!).

En el momento en que cualquier persona se pone una cola de sirena, ya es capaz de sentir la magia que envuelve sus piernas, esa magia que convierte la realidad en algo extraordinario.

Una vez estés dentro del agua podrás sentir una propulsión imposible de alcanzar sin cola de sirena. ¿Quieres saber cómo nadar como una sirena? ¡Te lo contamos paso a paso!

 

Cómo nadar como una sirena

1 – Patada delfín

Sirena practicando patada delfín con pies juntos.

Para iniciarte en el mundo de las sirenas, es posible que ya lo hayas probado, debes controlar perfectamente la patada de delfín sin cola de sirena. Si vienes del mundo de la natación, seguro que te suena la patada de mariposa…

Pues así mismo, debes dibujar una onda desde la cadera, con tus pies juntos, de forma que golpees el agua con los empeines y consigas un buen desplazamiento.

Errores: El movimiento no viene desde el cuello, es un movimiento de cadera. Las rodillas no deben flexionarse completamente, ya que en ese caso verás que no avanzas.

Una vez consigas desplazarte como una sirena dando la patada de delfín, aguantando por lo menos una piscina entera, estarás lista para pasar al siguiente nivel.

 

2 – Nadar con monoaleta

Sirena practicando patada delfín con monoaleta.

Recuerda que tanto la monoaleta como la cola de sirena no son juguetes, es material acuático que facilita la propulsión en el agua a los nadadores expertos y ayuda a pasar un rato genial en la piscina (en ningún caso sirve para aprender a nadar).

Empieza colocándote la monoaleta en el bordillo de la piscina, justo antes de entrar al agua. Asegúrate de estar en una zona poco profunda hasta que domines perfectamente el nado con monoaleta de sirena.

Una vez dentro de la piscina, deberás quitarte la monoaleta sin tocarla con las manos varias veces dentro del agua, para hacerlo como un movimiento habitual, y en caso de necesitarlo liberarte rápidamente de la monoaleta.

A continuación tan solo tendrás que practicar el paso 1 pero con la monoaleta puesta. Ejecuta la patada de delfín, ¡y ya verás qué propulsión alcanzas!.

Esto debes practicarlo siempre en un entorno seguro, supervisado por un adulto en caso de ser menor, o por un compañero de nado en caso de nadadores adultos (siempre que entras al agua alguien debe vigilarte, no solo porque vayas con monoaleta o cola de sirena).

Cuando consigas desplazarte fácilmente con la monoaleta y hayas comprobado que eres capaz de liberarte de ella en cualquier circunstancia, estarás preparada para pasar al último paso de tu transformación sirena.

 

3 – Nada como una sirena

Sirena nadando con cola de sirena.

Este último paso es el más chulo, pero recuerda que para tu seguridad no debes saltarte los anteriores.

¡Ha llegado el momento de ponerse una cola de sirena!

Lo principal es elegir una cola de sirena adecuada a tu talla. Son elásticas, ya que el tejido es muuuy parecido al de un bañador, pero para que puedas nadar cómoda debe ajustarse bien a tus piernas.

Puedes elegir la cola de sirena Sireland que más te guste, se adaptará perfectamente a ti para que puedas nadar cómodamente.

Ahora hemos añadido la dificultad de nadar con las piernas juntas, recuerda que ni siquiera podrás separar tus rodillas.

A la hora de colocarte la cola de sirena hazlo siempre en la orilla de la piscina, y si necesitas ponerte en pie para subir tu cola de sirena, pide ayuda a otra persona ya que tu equilibrio se verá afectado al llevar los pies juntos.

Para no maltratar tu cola de sirena, pon una toalla en la orilla si el borde de la piscina es rugoso, así evitarás que se rasgue y se estropee.

Una vez dentro de la piscina, disfruta, juega y nada como una auténtica sirena, pero recuerda siempre dónde está tu límite y descansa antes de quedarte sin energía.

 

Cómo elegir la cola de sirena adecuada

Lo más importante en una cola de sirena es la monoaleta. Es lo que menos se ve, pero es lo que va a marcar la diferencia entre una cola de sirena segura para nadar y cualquier disfraz de cola de sirena barata.

Para elegir tu monoaleta adecuada, debes tener en cuenta diferentes cuestiones:

  • TAMAÑO: Grande (generalmente para adultos) o pequeña (para niñas/os), debe adecuarse a la talla y habilidad de cada persona.
  • PESO: Una monoaleta ligera va a facilitar mucho el nado sirena. Sobretodo los niños  necesitan que pese poco para no agotarse en los primeros 5 minutos teniendo que multiplicar su esfuerzo para conseguir mover una monoaleta pesada.
  • MATERIAL: Existen infinidad de monoaletas, pero como escuela de sirenas te aconsejamos una monoaleta de plástico recubierta de neopreno. Es imprescindible que el plástico sea flexible, ya que algunas monoaletas contienen una pieza de metacrilato lo cual les da una rigidez extrema a parte de ser un riesgo en caso de rotura o golpe a otra persona.
  • SUJECIÓN: Ante todo buscamos seguridad en una monoaleta, por eso debe tener una sujeción que cualquier persona pueda deshacerse de ella con un solo movimiento de pies. Las monoaletas de plástico con una sujeción al talón las desaconsejamos, ya que resulta necesario manipularlas con las manos para quitarsela, y en caso de necesidad puede resultar peligroso. Las monoaletas más seguras tienen dos agujeros en el neopreno para introducir los pies, y en este caso es fácil deshacerse de ella con un movimiento específico.

Por eso las monoaletas Sireland se adaptan a tu talla, son super ligeras, de plástico y neopreno, y con una sujeción segura.

 

Seguridad en el nado sirena

La pregunta que cualquier padre/madre se hace antes de comprar una cola de sirena a su niña: ¿Es seguro nadar con una cola de sirena?

Nosotras, como escuela de sirenas, despejaremos tus dudas al respecto.

Antes de que sigas leyendo, es muy importante que sepas que una cola de sirena no sirve para aprender a nadar. La función de la cola de sirena (aparte de ser súper divertida y bonita) es potenciar ciertas habilidades en los nadadores, pero en ningún caso te va a ayudar a aprender a nadar si todavía no sabes.

Una persona nadando con cola de sirena debe estar vigilada bajo la supervisión de un adulto en todo momento.

En primer lugar deben seguir los pasos de cómo nadar como una sirena para conseguir la habilidad necesaria. Es difícil hacer que nada más ponerse la cola de sirena se la tengan que quitar, porque les gusta muchísimo nadar con ella. Pero es necesario que al principio aprendan a quitarse la cola dentro del agua y sin ayudarse con las manos para sacar los pies de la monoaleta.

Una vez esto esté aprendido, haya un adulto vigilando y la sirena tenga energía y nivel de nado suficiente para nadar de forma contínua en la piscina, ¡estará lista para ser sirena!

 

Aprende a nadar en una Escuela de Sirenas

Siempre es importante que los profesionales te enseñen la técnica de cualquier deporte, pero siendo un deporte acuático que practicamos en un medio diferente al nuestro (sí, por mucho que nos guste el agua, no es nuestro medio natural y hay que aprender a adentrarse en él).

Dependiendo de tu nivel y de cuál sea tu objetivo con la cola de sirena, puedes aprender a nadar como una auténtica sirena en una Escuela de Sirenas.

Si eres de Valencia y te apasiona el mundo acuático, puedes entrenar en la Escuela Glu Sirenas y compartir este maravilloso deporte con muchas más sirenas y tritones.

 

Conclusiones

Para finalizar haremos una recapitulación con todos los trucos y las cosas necesarias que debes saber si te estás preguntando cómo nadar como una sirena.

Convertirte en sirena ya no es solo un sueño, ahora es una realidad, pero para ello deberás aprender a manejar tu cola de sirena primero.

Para empezar tienes que aprender a hacer la patada delfín simplemente con los pies juntos, y una vez controles este movimiento ya podrás añadirle la monoaleta.

Cuando menejes la monoaleta perfectamente, entonces podrás vestir tu cola de sirena al completo para seguir practicando.

Recuerda que es muy importante elegir una cola de sirena adecuada a ti y que sea segura para que puedas disfrutar al máximo en la piscina.

Por último, si quieres aprender, perfeccionar o entrenar movimientos nuevos con tu cola de sirena, acude a los profesionales si de verdad quieres saber cómo nadar como una sirena.

Leave a Reply