Si estás cansada/o de estar entrenando y tener que limpiarte las gafas porque se te empañan, a continuación vas a aprender cómo evitar que se empañen las gafas de natación y cómo desempañarlas mientras practicas ese deporte que tanto te gusta.

Además, descubrirás trucos para desempañar las gafas si ya te ha sucedido. Nosotras te diremos los más caseros y los más económicos, pero hay miles y miles de trucos para desempañar las gafas de bucear.

Aunque también he de decir que los japoneses nos llevan ventaja, ya que han sacado al mercado un producto, más bien es un utensilio, por llamarlo de algún modo, para quitar el vaho de las gafas de natación.

De hecho, nuestras nadadoras de la selección española de natación artística, cada vez que visitan Japón, aprovechan para hacer unas compras anti-vaho. La propia Ona Carbonell, capitana del equipo, lo admitió en la entrevista en el Hormiguero.

Es una especie de palito con una esponja en uno de los extremos, frotas esa esponja por ambas lentes de las gafas de natación y las pasas por el agua sin tocar las lentes en ningún momento. Dentro de poco sabremos el nombre de este artilugio tan útil.

 

Cómo desempañar las gafas de natación

Las gafas de nadar necesitarán una limpieza de vez en cuando, especialmente si las usas con frecuencia. Una forma fácil de hacer esto es:

  • Llenar un recipiente con agua del grifo.
  • Agregue 5 cucharadas de vinagre blanco, luego revuelva bien
  • Coloque sus gafas en el recipiente, asegurándose de que estén completamente cubiertas con la solución de agua y vinagre.
  • Remojar durante 2 horas
  • Retira tus gafas del tazón
  • Enjuague bien con agua fría.
  • Dejar secar al aire

Aunque es cierto que casi nunca disponemos del tiempo de realizar este tipo de mantenimiento a tus gafas de bucear, también te mostramos trucos para salvarte inmediatamente.

El truco más efectivo y rápido cuando ya se te han empañado las gafas y necesitas seguir entrenando, es la saliva, ya que de esta manera no tienes ni siquiera que salir del agua.

No es el más fino, pero si es muy útil. Sí, has oído bien, sin ni siquiera quitarte las gafas de la cabeza, puedes chupar la parte interna de las gafas, lo que hará una película protectora que evitará que se te vuelvan a empañar las gafas durante un tiempecito.

Pero esto no te durará más de un entrenamiento, quizás dos, con mucha suerte…

También tienes la opción de meter las gafas dentro del agua, es lo más común y lo más rápido también, aunque a los pocos minutos se vuelven a empañar…

¿Hay algún ingeniero o alguna ingeniera que quiera inventar unas gafas de natación que nunca jamás se empañan? Creo que tendría todo el dinero de los/las nadadores/as.

 

Cómo evitar que se empañen las gafas de natación con 5 trucos

#Truco 1 – Lavavajillas

El segundo es muy sencillo también, pero ahora nos trasladamos a casa. Si tienes lavavajillas o el famoso “Fairy” estás salvada/o, si no, puede que te toque apuntarlo en la lista de la compra.

Con echar solamente un par de gotas en cada lente, mezclarlo con agua y frotar con suavidad con la yema de los dedos (¡nunca con las uñas! Que entonces la liarás parda), ya estarán listas para no empañarse, por lo menos durante uno o dos entrenamientos.

Eso sí, no olvides enjuagarlas bien bien, si no, es probable que te entre algún resto de jabón y será peor.

 

#Truco 2 – Pasta de dientes

También puedes probar con pasta de dientes, a ver qué tal se presentan los entrenamientos. Hay que aplicar un poco de dentífrico en las lentes, dejarlo un rato para que actúe y después de un rato largo enjuagar las gafas con agua.

La pasta de dientes crea una película en la lente que evita la condensación de agua. Popular entre los buceadores, este consejo también es ideal para nadadores y triatletas.

 

#Truco 3 – Patata

 

Para el tercer truco tampoco hace falta salir de casa, ya que solo necesitas una patata (insisto, la compra hecha, por favor). Solo tienes que restregar suavemente un trocito de patata cruda y dejarla secar.

Una vez estén secas las gafas, enjuágalas y ya están listas.

 

#Truco 4 – Toallitas

Luego también tienes la opción de las toallitas húmedas. Tan solo tienes que limpiar las gafas de bucear con una toallita justo antes de empezar el entrenamiento y ya no se te empañarán las gafas durante ese entrenamiento y quién sabe si en el siguiente tampoco se te empañarán.

 

#Truco 5 – Spray

Y, por último, este ya es el menos económico, te proponemos la opción de un spray anti vaho. Este producto genera una película que impide la aparición de vaho.

Supongo que podrás encontrarlo en cualquier tienda de deportes, aunque tampoco lo sé con certeza, porque básicamente no me he recorrido ni un cuarto de las tiendas de deportes que hay.

 

La duda que a muchos nos come la cabeza… ¿por qué se empañan las gafas?

El vaho que se produce en la parte interna de las lentes son pequeñas gotas de agua, muy pequeñas, podríamos decir que microscópicas; aparece por la diferencia de temperatura entre la lente y las gotas microscópicas de agua en el interior. 

Muchos pares de gafas de natación vienen con un recubrimiento antivaho cuando son nuevos, pero esto puede desgastarse con el tiempo. Intente evitar tocar las lentes internas de sus gafas lo más posible para mantener el recubrimiento intacto.

CONCLUSIÓN

En resumen, hay muchas maneras de evitar que se empañen las gafas de bucear, y otras técnicas para desempañarlas una vez ya estás en el agua y necesitas hacerlo rápidamente.

Bien, si estás entrenando y lo ves todo borroso, de color blanco… sabes que se te están empañando las gafas y lo más rápido es o sumergirlas en el agua o limpiarlas con tu propia saliva.

Y para evitar que se te empañen las gafas, puedes o bien limpiarlas con el lavavajillas y enjuagarlas después, también tienes la opción de la pasta de dientes, que funciona igual que el anterior.

Si prefieres algo más natural, puedes usar una patata cruda y aplicarla sobre las lentes, frotando con cuidado.

El truco de las toallitas húmedas se aplica de la misma manera, ya que tienes que limpiar toda la superficie por dentro y por fuera de las lentes, y por último, puedes comprar un spray específico para evitar que tus gafas de bucear se empañen.

Dato importante: no te olvides de enjuagar las gafas después de aplicar cada truco, excepto el del spray. Si no, imagínate estar nadando y tener jabón dentro de las gafas… ¡eso acabaría en una catástrofe!

 

Leave a Reply