APORTAMOS RECOMENDACIONES GENERALES ORIENTADAS AL REINICIO DE LAS ACTIVIDADES ACUÁTICAS, A PARTIR DE LAS DIRECTRICES MARCADAS POR LAS AUTORIDADES SANITARIAS ESTATALES Y CONSEJERÍAS DE SANIDAD, ASÍ COMO POR LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES.

 

¿Tenemos que bañarnos este verano en las piscinas con la mascarilla?

¿Es seguro bañarse en las piscinas este verano?

 

Nos espera un verano diferente. Aunque ya sea en la “NUEVA NORMALIDAD” es imprescindible tomar precauciones adicionales, procede seguir más que nunca las indicaciones de los socorristas, mantener siempre la distancia de seguridad de 2 metros y una higiene personal exhaustiva. La recompensa a cambio, que no tengamos que sacrificar toda la familia el ocio, en el momento que más lo vamos a necesitar, tanto nuestro cuerpo como nuestra mente. Ahora cara a este vacilante verano, si tod@s somos tenaces podremos darnos un baño mientras proseguimos esta batalla frente al COVID-19.

La misión principal de una piscina es OFRECER UN ENTORNO SEGURO Y CONFORTABLE PARA EL BAÑO. Las piscinas son espacios donde ya existía una regulación para procurar un nivel de seguridad alto hacia la salud. Entre otros aspectos, ya se hacían análisis microbiológicos. Tanto en el agua como en las superficies.

Instituciones y Administración competente: OMS, CSIC Y SANIDAD, han afirmado claramente que el agua tratada de la piscina es un entorno seguro ante el COVID-19.

Quisiéramos poner en valor la profesionalidad de l@s socorristas, porque este verano tenemos la labor añadida de concienciar a los bañistas de que la piscina va a ser un espacio para refrescarse simplemente: entrar al agua, bajar la temperatura corporal y salir del agua. Sin saltos ni juegos colectivos, respetando la distancia (de 2 metros también dentro del agua), debeREmos evitar aglomeraciones para rebajar el riesgo de propagar el virus a otros usuarios, debemos llevar un cuidado especial sobre los efectos personales, toallas, chanclas. Debemos controlar no sobrepasar el aforo máximo. Son momentos extraordinarios y desde el sector acuático también estamos trabajando para afrontar la situación actual con la mayor serenidad, diligencia y cooperación posible.

En Glu SOS, a fecha de 28 de abril, ya trabajábamos sobre el borrador del Protocolo del Ministerio de Sanidad publicado el 14 de mayo. Dicho documento establece recomendaciones sobre medidas básicas en cuestión de seguridad sanitaria en las piscinas de uso público. Dichas recomendaciones deberán adoptarse y anunciarse en las normas internas de cada piscina. Lo que pretendemos es acentuar el compromiso, que siempre hemos prestado en el servicio de socorristas de Glu SOS, en cuanto a la cuestión de concienciar y hacer cumplir las normas por los bañistas. Este verano, no nos queda otra que insistir en el acatamiento de las normas internas que la piscina donde vigilamos establezca. Nos esforzaremos para empatizar tanto con los gestores de las piscinas en extremar el cumplimiento de las normas adicionales, como con los bañistas, cuyo papel será también clave para que la diversión sea segura. 

Podemos ser creativos dando valor a la profesionalidad del personal de socorrismo y su formación. Somos capaces de ser eficientes y sostenibles.

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo publica Recomendaciones de soporte vital básico para socorristas y adaptaciones para situaciones de casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Destacamos algunas recomendaciones:

  • Para mantener las distancias mínimas de seguridad en las zonas de entrada-accesos (recepción, hall…) es importante incluir marcas visibles en el suelo. 
  • El acceso a la instalación se debería realizar por una puerta concreta (a ser posible diferente a la de salida), de manera ordenada y manteniendo la distancia de 1,5-2 metros entre personas. 
  • Eliminación temporal de todo el mobiliario relacionado con bancos, sofás, asientos de espera, áreas de juegos para niños… 
  • Instalación de paneles de información donde se puedan consultar las particularidades de todos los espacios de la instalación.
  • Se recomienda acceder a la lámina del agua de la piscina sin utilizar las escaleras tubulares de acceso al vaso, siendo recomendable también la desinfección de este material tres-cuatro veces al día. 
  • En el supuesto caso de la retirada de las corcheras por cambios de actividad en el vaso de la piscina, también se recomienda la desinfección de este material antes de su nueva utilización
  • Los responsables del control de acceso a las instalaciones deberán bloquear la entrada a las instalaciones una vez se alcance la capacidad máxima de utilización.

 

IMPORTANTE: 

  • MANTENER SIEMPRE PROTECCIÓN INDIVIDUAL. 
  • OBLIGACIÓN DEL USO DE LA MASCARILLA HASTA EL ACCESO A LA PLAYA DE PISCINA.
  • HIGIENIZACIÓN OBLIGATORIA DE LAS MANOS.
  • UTILIZACIÓN DEL MATERIAL DE FORMA INDIVIDUAL.

Leave a Reply